lunes, 21 de agosto de 2017

Real Madrid ganó 3-1 al Barcelona


Real Madrid jugó una segunda mitad aplastante ante Barcelona. Triunfo 3-1 y buena ventaja para la vuelta en la Supercopa de España. Con Cristiano jugando un rato, anotando un gol, celebrando como Messi y saliendo expulsado, Real Madrid venció 3-1 en casa del Barcelona.

El nuevo FC Barcelona de Ernesto Valverde comienza a rodar con una prueba del Real Madrid. El blaugrana, con los únicos refuerzos de Nélson Semedo y Gérard Deulofeu, el rostro de la Supercopa de España y Fien gran parte de su éxito, otra temporada, a la lucidez de Leo Messi con el balón a los pies.

Cuatro partidos y algunas conferencias de prensa más tarde, Ernesto Valverde se ha desvanecido las (pocas) dudas que despertó la llegada al margen del campo de nuevo. El entrenador de Extremadura ha tenido que vivir juntos en sus primeros días en el FC Barcelona con el ' Case ' Neymar. Y esto ha desviado el foco de atención de un equipo que ha demostrado síntomas de él con su nuevo jefe.

Silencioso, medido, consistente y sin deseo de prominencia. Así ha demostrado Valverde. Tener la difícil tarea de extender el ciclo victorioso que se llevó Luis Enrique y tendré que prescindir de uno de los pinchos del tridente. Contra su voluntad y la del vestuario, Neymar ha decidido hacer las maletas para brillar en París, lejos de la larga sombra de Messi. El Club de Valverde no será el Club del tridente.

Esperando para ver lo que es capaz de hacer el Club con 222 millones que ha pagado por la venta de Neymar, el entrenador del Barça no tiene alternativa y tendrá que adaptarse en la primera vuelta contra Madrid. La Copa Mundial de la FIFA contra el Chapecoense fue utilizada como testbed. Y Gerard Deulofeu se aprovechó de esto para reivindicarse ante una audiencia que parece dispuesta a darle una segunda oportunidad. La mejor noticia, parte de su objetivo y dos asistencias, es su melodía con Messi y Suárez. Un entendimiento que puede terminar balanceado.

Cristiano Ronaldo, con unos cuantos entrenamientos en las piernas, jugó los primeros minutos (7) de la temporada contra Manchester. Sin embargo, es difícil pensar que comience el clásico desde el banquillo. Su presencia, junto con el Gareth Bale y Karim Benzema, obligarían a Madrid a volver a 4-3-3. Un sistema que lo hace más vulnerable.
Compartir en: